SABEMOS PARIR

                                                                             DECLARACION

Hace cuatro años cuando me enteré que sería madre, por primera vez, tuve la clara convicción que no permitiría que mi cuerpo sea avasallado, terminé eligiendo el parto en domicilio. Tuve que investigar e informarme mucho; me introduje en un proceso de gestación muy profundo para desconstruir miedos, mandatos, mitos, etc. Hasta último momento no supe si mi hija nacería en casa o en institución porque lo importante era nuestro bienestar. Pero tenía información! Sabia los procesos, los tiempos, tenia un compañero y un equipo de Doulas que nos acompañaron y guiaron sobre nuestros deseos en toda la gestación. Respetaban lo que yo planteara y puede elegir. Al iniciar este proyecto la primera intención fue revalorizar la placenta, con el tiempo y el contexto social que transitamos en Argentina; se convirtió en mi manera de alzar la voz desde mi rol de mujer, madre y artista. Hoy hablar de la placenta es poner el foco en el derecho que tiene la mujer sobre su cuerpo y el de su hijx. Hablar de la placenta es poner la mirada en el amamantar, en la sexualidad, en el rol del hombre. Es hablar de la sociedad en su conjunto desinformada, y por tal, violentada. Bajo este marco mi enfoque actual se posiciona sobre el parto, la sexualidad y el linaje. Trabajo la “Alquimia de Placenta” sobre el concepto de que la información

da capacidad de elección, nos corre de la posición de víctima. Es un proyecto con una mirada profunda sobre mi autobiografía como mujer a punto de parir, como madre. La serie, comparte documentos familiares del parto, la alquimia de placenta, sellos de la placenta intervenidos con bordados, placenta tejidas con croché. Y es acompañado con una instalación inmersiva sobre la experiencia intra - uterina. Es a través de mi obra que me posiciono activamente como Doula artista.

                                                                INTALACION INMERSIVA

El público ingresa de 1 a 3 personas. Entra en una sala ambientada cálidamente, el calor sofoca. La iluminación es tenue de colores rojos y amarillos. El olor es peculiar. En el techo está enganchada la placenta, es una intervención textil que cubre toda la habitación. El visitante debe agacharse para introducirse en ella, en su interior hay un puff para recostarse. Como sonido ambiente suena la pieza sonora en loop. El gong vibra fuerte, una voz distorsionada transmite palabras amorosas, superpuestas con la vibración del gong y grabaciones intra-uterinas del corazón, en simultaneidad con sonidos del planeta Marte, extraídos de la NASA. Vibraciones que logran una narrativa inmersiva sobre la vida intra uterina y que ambiciona ofrecerle al público un momento sanador. La instalación evoca la mirada cinematográfica del Director Ruso Andrei Tarkovski, por el que me siento influenciada. Sus películas demasiado reposadas, demasiado filosóficas, demasiado lentas con una evidente intencionalidad emocional.

ACCIONES

Luego de la experiencia de la instalación es importante mantenerse un tiempo en calma. Le propongo al público Acciones vinculadas al proceso de alquimia: Tejer al croché tu propia placenta, Bordar papel haciendo una

placenta, (podes traer tu sello e intervenirlo como lo hice yo). Encapsular placenta deshidratada creada por mi con harina, colorante natural, cola y agua. Son acciones lúdicas, para la cual no se necesitan conocimientos previos.

                                                                ALQUIMIA DE PLACENTA

“ La placenta es Medicina, es ritual, es multiplicidad de procesos que nos atraviesan, es misterio, es cuerpo, es espíritu, y es sagrada. Su ciclo es de vida, nunca culmina nunca, continúa y se transforma.”

 

Son varios los posibles caminos nutritivos y medicinales placenteros que ofrece la alquimia de placenta: Rituales, Sellos, Cápsulas, Velos, Pomadas. Se pueden elegir uno o todos a la vez, en esto también radica la magia y la abundancia que la Placenta nos trae.*

Que Ambar nazca en casa, fue maravilloso, eufórico: Una fiesta. Mezclado con tabú y enojo por parte de nuestros seres queridos que estaban desconcertados y con temor. A los pocos minutos nació su placenta, y definitivamente fue aquí cuando la emoción me desbordó. Casi no la vi, e instantáneamente las guardianas del origen que nos estuvieron acompañando comenzaron la “Alquimia de Placenta”.

A los pocos días, nos la traen, e hicimos un ritual que cerró cuando la plantamos bajo un limonero y un naranjo que le regalaron en su nacimiento. Poco tiempo después llega Mailen y ya con un camino transitado logramos un parto sin intervenciones, súper natural que trajo Paz y Potencia. Un parto

mamífero, aguardianado por Ambar con tan solo 2 y 9 meses, me guió en cada paso que dimos para que nazca nuestra hermosa Mailen. En está ocasión, la placenta tardó un poco más, estaba muy cansada para alumbrarla de manera inmediata. Nació y nadie la podía tocar, ni alejar de nosotras, tanto mi compañero como el equipo sabían que la placenta se quedaría con nosotras y conectada a Mailen hasta que cumpliera su ciclo de vida y se pudieran despedir. Si algo había entendido en el nacimiento de Ambar y su placenta es que este vínculo debía ser cerrado en armonía y con agradecimiento.

                                                                                                                                       *Ref . Bibliográfica: http://placentaraizdevida.com.ar/

Rose

Moreno